952 60 92 55 info@quiropracticaazumendi.com

¿Para quién va dirigida la quiropráctica? La respuesta es: para todos


Todos deberíamos realizarnos un chequeo de la columna vertebral para ver si tenemos subluxaciones vertebrales que puedan estar afectando a nuestro sistema nervioso, haciendo que la comunicación entre el cerebro y el cuerpo no sea la correcta, creando interferencias.  Si padecemos estas subluxaciones, nuestro cuerpo se alejará cada vez más de un estado de salud óptimo.

El objetivo de la quiropráctica es corregir estas subluxaciones (eliminar estas interferencias), mediante el ajuste vertebral.

Por eso, millones de personas se ajustan diariamente en el mundo con quiroprácticos. La principal razón es mantener la columna vertebral y el sistema nervioso libres de subluxaciones, es decir: mejorar la salud.

A día de hoy ,en España, la mayoría de pacientes que acuden por primera vez a un quiropráctico, llegan con la intención de mejorar un problema concreto de salud, que tras visitar varios especialistas no han conseguido solucionar, o por un dolor de espalda. A medida que van experimentando los ajustes quiroprácticos, estos pacientes que venían en un principio por molestias en la espalda o una sintomatología concreta, además de mejorar sus problemas, empiezan a sentir en su cuerpo los beneficios únicos de la quiropráctica sobre su salud. Estos pacientes empiezan a conocer e integrar en sus vidas los principios de la profesión, y así disfrutan de una vida más sana, más activa, más ligera y más llena de energía.

De hecho, muchos pacientes que acuden a un centro quiropráctico vienen recomendados por otros pacientes que ya han experimentado (y siguen experimentando) los beneficios de la quiropráctica sobre su salud.